Consejos

¡No más llanto por sábanas mojadas!

Tres pasos para un ambiente positivo para niños que mojan la cama

Es mitad de la noche. Oyes cómo llaman tímidamente a la puerta de tu alcoba y después la voz penosa de tu hijo que dice: "Me he hecho pis". Quieres decirle algo que lo reconforte, pero estás cansado y no encuentras las palabras. ¿Cuál es la reacción más acertada?

 

Si tu hijo moja la cama cada noche o solo en ocasiones, lo más probable es que te preocupe encontrar la mejor solución. Aunque hay varias formas de solucionar el problema físico de la Incontinencia urinaria en niños grandes, que quizá ya habrás probado, no hay ningún libro de instrucciones con respuestas específicas para tratar la agitación emocional que todo esto supone para los padres y el niño.

 

Hasta que se solucione, tu respuesta como padre o madre es determinante. Tu actitud, palabras y acciones pueden favorecer un ambiente positivo en el que tu hijo se sienta querido, u otro negativo que lo haga sentirse humillado.

 

Tu reacción a los problemas de Incontinencia urinaria en niños grandes de tu hijo puede influir en que el niño crezca como una persona segura y fuerte, o como alguien inseguro y depresivo.

Estas son algunas recomendaciones para que la situación no resulte tan abrumadora.

 

Favorecer una actitud positiva

 

Si como padres se avergüenzan de los problemas de incontinencia urinaria de sus niños, imagina la humillación que sentirán ellos. Para ayudar a tus hijos a sentirse mejor, antes tú mismo tienes que sentirte seguro. Apóyate en alguien, ya sean amigos, familiares u otros padres con el mismo problema, y comparte tus emociones y frustraciones. Si tratas la situación abiertamente, te demuestras a ti y a tus hijos que no hay nada de lo que avergonzarse.

 

Intenta mantener la calma con las emociones bajo control tras algún incidente nocturno. Lisa Jacoby Sutherland, psicóloga escolar de Wheaton, Illinois, afirma que hay que "tratar la situación con amor y cuidado". "Ningún niño quiere mojar la cama", dice Sutherland. "De hecho, la humillación es una sensación muy difícil de sobrellevar para un niño. El principal apoyo para el niño, normalmente los padres, tiene que ser su defensor, no otro causante más de malestar".

 

Además, hay que tener en cuenta que no es decisión del niño mojar la cama. Según afirma la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (Academia Estadounidense de Psiquiatría del Niño y del Adolescente): "Los niños raramente mojan la cama a propósito y lo habitual es que se sientan avergonzados tras el incidente. En lugar de hacer sentir al niño avergonzado o culpable, los padres tienen que apoyarlo y hacerlo sentir seguro y confiado en que pronto dormirá tranquilo y seco toda la noche. Tienes que explicarle a tu hijo que se trata de un retraso de su desarrollo, que no está cometiendo ningún crimen.

 

Con una perspectiva positiva y sana, tu hijo adoptará una actitud similar y se sentirá más aliviado.

 

Elige bien las palabras

 

Ante una situación de Incontinencia urinaria en niños grandes, elegir bien las palabras es una cuestión de "qué decir" y "cuándo decirlo". A veces es mejor no decir mucho. Si tu hijo moja la cama, procura evitar los comentarios negativos y céntrate en hacerlo sentir más aliviado. Si dejas que te ayude a limpiar, asumirá responsabilidad, aunque Sutherland dice que el niño solo debería ayudar quitando las sábanas y llevándolas a la lavadora. Según dice: "Me causa rechazo todo lo que pueda causar humillación o interpretarse como un castigo disciplinario, eso debería evitarse a toda costa".

 

Cuando tu hijo moja la cama, tu respuesta como padre o madre es determinante.

No dejes que la incontinencia urinaria de niños domine todo tus temas de conversación. "Esta situación no debería ser un problema grave para tu vida familiar", comenta Sutherland. Busca oportunidades para elogiar a tu hijo por sus otros logros. Trata el tema solo cuando tu hijo se sienta preparado y quiera hablarlo contigo. Si sacas el tema con frecuencia o en momentos inoportunos, tu hijo sentirá que su problema de Incontinencia urinaria en niños grandes es más grave de lo que en realidad es.

Por supuesto, asegúrate siempre de que estas conversaciones sean privadas, para no avergonzar a tu hijo aún más. Háblalo también con sus hermanos y otros miembros de la familia para que comprendan el problema y no hagan bromas pesadas.

 

Actúa con tacto

 

Los hechos dicen más que las palabras, de modo que no te precipites ni seas drástico al abordar el problema de Incontinencia urinaria en niños grandes de tu hijo. ¿Cómo puedes convencer a tu hijo de que la Incontinencia urinaria en niños grandes no es tan grave si lo consultas con todos los médicos y psiquiatras infantiles del estado?

Empieza paso a paso y con las soluciones más sencillas. Si tu hijo moja la cama solo ocasionalmente, intenta averiguar si hay algún factor de estrés que pueda estar influyendo. Un cambio en la rutina, por muy simple que sea, como un nuevo maestro en el colegio, o un asunto delicado, como el divorcio de los padres, pueden ser causantes de la Incontinencia urinaria en niños grandes.

 

La mayoría de los expertos coinciden en que el estrés puede ser un factor importante para la Incontinencia urinaria en niños grandes. Según la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry: "[La Incontinencia urinaria en niños grandes] podría aparecer tras cambios o eventos que hagan al niño sentirse inseguro: mudarse a un nuevo entorno, perder a un familiar o un ser querido, o especialmente la llegada de un nuevo bebé o hijo al hogar". Toma medidas para aliviar el estrés de tu hijo y observa si deja de mojar la cama.

 

Si no se te ocurre ningún factor de estrés específico y el problema de Incontinencia urinaria en niños grandes de tu hijo se produce regularmente, o si crees que todo obedece a una causa psicológica, deberías hablar con el médico de tu hijo para buscar alguna solución.

 

Sin embargo, ten en cuenta que en muchos casos la mejor solución es el tiempo, de acuerdo con Sutherland. Según datos de la , National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón), un 15 % de los niños dejan atrás el problema cada año, al igual que lo harán la mayoría de los niños en un momento u otro.

 

Jane tiene cinco hijos y dos de ellos tuvieron problemas de Incontinencia urinaria en niños grandes. Intentó todo lo que le recomendó su médico, incluso una alarma que despertaba a su hijo cuando mojaba la cama. Estos métodos apenas funcionaron y, finalmente, fueron los propios niños los que dejaron de mojar la cama.

 

Una solución sencilla que puede ayudarte hasta que tu hijo supere todo es usar productos nocturnos desechables como la  Ropa interior GoodNites® para la noche . Pueden evitar la vergüenza de levantarse con las sábanas mojadas y ahorran muchos lavados.

 

Si al final sigues un método recomendado por el médico de tu hijo, con el que ambos se sienten cómodos, tienes que mostrarte comprensivo, optimista y entusiasta. Sobre todo, sé paciente, no dejes que la Incontinencia urinaria en niños grandes afecte la relación afectiva con tu hijo. Llegará un momento en el que todo quedará en el recuerdo, pero tu hijo nunca olvidará el amor y apoyo que le diste.

Información tomada de: https://www.goodnites.com/es-us/

¿A los 5 años mi hijo es muy grande para mojar la cama?

Rutinas / Consejos

Soluciones sencillas para accidentes nocturnos ocasionales

Consejos / Entendiendo el problema

Calzoncitos nocturnos desechables para una tranquila noche de sueño

CONÓCELOS

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas. 
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar
x