Consejos

VISITA AL MÉDICO: QUÉ DEBES ESPERAR DE LA CITA CON EL URÓLOGO

Cuando la Incontinencia urinaria en niños grandes continúa después de los 5 años, muchas familias optan por llevar a su hijo al médico para descartar problemas físicos. Generalmente, el primer paso consiste en una visita al pediatra, quien, sobre la base de sus conclusiones, puede derivar a tu hijo a un urólogo.

 

Para muchos niños, quienes desconfían de los médicos de por sí, ir a un urólogo puede ser un paso intimidante; sin embargo, es importante proteger la salud de tu hijo. Y si saben lo que deben esperar de esta consulta, ambos se sentirán más cómodos y probablemente se beneficien más de la cita.

 

Prepárate para hablar

 

El médico y la enfermera pueden comenzar haciéndoles a ti y a tu hijo muchas preguntas sobre todos los temas, desde tu embarazo hasta cómo durmió el niño la noche anterior. Este proceso se denomina registrar una historia oral. "Probablemente, el 90 % de la primera consulta se trata de hablar", dice Anne Arnhym, enfermera pediátrica de la University of California, San Francisco Benioff Children's Hospital.

Durante la historia , es importante que dejes que tu hijo responda la mayor cantidad de preguntas posible.

 

"No queremos oír todo desde la visión de los padres", dice Arnhym. "Queremos tener una idea de cómo se siente el niño respecto a su incontinencia…".

 

Exámenes y más exámenes

 

Tras la historia oral, se realiza una breve exploración física. En el caso de la Incontinencia urinaria en niños grandes primaria, cuando los accidentes ocurren mayormente en la cama durante la noche, el examen es sencillo. "El médico realizará una exploración física para asegurarse de que no existen problemas subyacentes y hará un análisis de orina para asegurarse de que no hay problemas relativos a infecciones urinarias en niños o diabetes", dice el Dr. Christopher Cooper, urólogo pediátrico del University of Iowa Children's Hospital.

Durante el examen, el médico generalmente observa la espalda del niño para verificar si existen deformidades de la columna vertebral, palpa su abdomen para ver si está estreñido y hace que camine sobre los dedos y los talones para comprobar la coordinación. Además, el médico examinará los genitales del niño para asegurarse de que todo está formado y en correcto funcionamiento.

 

Si tu hijo también experimenta incontinencia diurna, el médico puede realizar exámenes más especializados para descartar problemas físicos. "El médico puede usar un uroflujómetro, que es como un inodoro sofisticado", comenta el Dr. Cooper. "Cuando el niño orina en él, se traza la tasa de flujo de orina". Si el médico ve un patrón irregular en el diagrama de flujo, podrá saber si hay algo que bloquea el flujo de orina.

 

El médico también puede tomar una ecografía del abdomen del niño para verificar que la vejiga se vacía y funciona con normalidad.

 

Analizar las opciones

 

Cuando finaliza el examen, el médico puede recomendar una variedad de opciones para manejar la Incontinencia urinaria en niños grandes, pero tú decides de qué forma tu hijo y tú desean tratar el asunto. Al fin y al cabo, el enfoque más seguro son el tiempo y la paciencia.

"El doctor no impone el tratamiento, se recomiendan varios tratamientos para que el padre y el hijo decidan", agrega el Dr. Cooper.

 

Preparación para la consulta

 

No obstante, antes de dirigirte al consultorio del médico, debes prepararte en algunos aspectos.

En primer lugar, conversa con tu hijo sobre el motivo por el que va al médico y lo que debe esperar de la consulta a fin de prepararlo. "Los niños se sienten incómodos por venir", afirma Arnhym. "Señalar que los otros niños que estarán en la sala de espera van por la misma razón puede ser de gran ayuda".

"Definitivamente, debes hablar del hecho de que el médico revisará sus partes íntimas, y que está bien porque mamá o papá estará allí", dice el Dr. Cooper. "La mayoría de los niños, con un poco de preparación, están de acuerdo con eso".

 

Así mismo, habla con tu hijo acerca del compromiso que tiene tu familia para solucionar la Incontinencia urinaria en niños grandes en conjunto.

 

"Cuando viene un niño que tiene una relación abierta con sus padres, tiende a dar más información que puede solucionar el problema", acota Arnhym. "Cuando la incontinencia es un tabú y no se habla de ella, es difícil averiguar cómo se siente el niño".

 

Para preparar los exámenes físicos, lleva un control diario de los hábitos intestinales y de la vejiga de tu hijo durante el día y la noche. Antes del examen de orina, el niño debe tratar de llenar su vejiga para así entregar una muestra. "A veces, aunque se tengan las mejores intenciones y preparación de hidratación, el niño necesitará ir al baño justo antes de la cita. Así que prepárate, porque tomar una muestra de orina puede tardar un par de horas", dice el Dr. Cooper.

 

Antes de la consulta, considera que tan agresivo quieres que sea el enfoque del problema, si es que así lo deseas. "Si la Incontinencia urinaria en niños grandes no supone un riesgo para la salud, entonces la decisión es del niño y de sus padres, de modo que deben hablar del tema con antelación para ver cómo desean tratarla".

 

Aunque una consulta con el urólogo es un paso importante, tener en cuenta que una consulta no pondrá fin a la Incontinencia urinaria en niños grandes es igual de importante. "Superar la Incontinencia urinaria en niños grandes es un proceso, no es algo que se solucionará en una semana o con un medicamento", señala Arnhym. Sin embargo, ya sea que decidas tomar una medida específica o no, uno de los mejores resultados de la consulta es que abre el debate sobre el tema de la Incontinencia urinaria en niños grandes, y esa puede ser una de las mejores soluciones.

 

Historia oral

 

Durante tu consulta, el profesional de la salud puede hacer algunas preguntas estándar. Entre estas se incluyen:

 

  • ¿Con qué frecuencia moja la cama el niño o tiene un accidente durante el día?
  • ¿Con qué frecuencia orina el niño y cómo es el flujo?
  • ¿Con qué frecuencia tiene evacuaciones el niño? ¿Se estriñe? ¿Hay manchas en las evacuaciones? ¿Son las evacuaciones particularmente duras o blandas?
  • ¿Qué tan profundo duerme tu hijo? ¿Qué tan fácil le resulta despertar?
  • ¿Tuvo alguno de los padres un problema de incontinencia cuando era niño?
  • ¿Hubo complicaciones cuando nació el niño?
  • ¿Cómo les fue con el aprendizaje para ir al baño? ¿Alguna vez su niño estuvo seco?

 

Información tomada de: https://www.goodnites.com/es-us/

¿A los 5 años mi hijo es muy grande para mojar la cama?

Rutinas / Consejos

Soluciones sencillas para accidentes nocturnos ocasionales

Consejos / Entendiendo el problema

Calzoncitos nocturnos desechables para una tranquila noche de sueño

CONÓCELOS

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas. 
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar
x