Consejos

¿Compartir o guardar el secreto?

Hubo una época en que, si un niño mojaba la cama, era un evento público. Como la ropa se colgaba a vista de los vecinos, no había muchos secretos. Hoy en día, sin embargo, con lavadoras automáticas, secadoras de interior y Ropa interior GoodNites® para la noche desechable, el manejo de la incontinencia (o mojarse durante la noche) puede mantenerse en secreto. Pero, ¿debería ser así?

 

Dado que las investigaciones médicas y el conocimiento acerca de la Incontinencia urinaria en niños grandes han avanzado, los padres son más conscientes del hecho de que los niños no mojan la cama por pereza o por malos hábitos. Ya que ahora la Incontinencia urinaria en niños grandes se considera un problema fisiológico, en el que el cuerpo del niño no ha madurado en su totalidad y, por lo tanto, se encuentra completamente fuera de su control, se les dice a los niños que no estén avergonzados y se les informa acerca de la cantidad de niños que comparten el mismo problema.

 

A pesar de eso, muchas personas siguen siendo reacias a compartir esta información con los demás y muchos niños viven con el temor de ser descubiertos, lo que provoca que limiten sus actividades y eviten situaciones que pudieran exponerlos.

 

Secretos y autoestima

 

Puede que algunos padres se pregunten si ser reservados respecto a la Incontinencia urinaria en niños grandes da la impresión de que es algo que debería darles vergüenza a ellos o al niño. Patricia Moylan, psicóloga infantil del Children's Hospital of Michigan, sugiere que los padres eviten el uso de la palabra "secreto". "No creo que deban verlo como un 'secreto', sino como algo que es privado", dice.

Si hablas del tema como si fuera una debilidad, una vergüenza o algo que el niño hace "a propósito", estás preparando las condiciones para el desastre.

 

También destaca que el niño y los demás siguen tu ejemplo. "Si hablas del tema como si fuera una debilidad, una vergüenza o algo que el niño hace 'a propósito', estás preparando las condiciones para el desastre", afirma Moylan.

 

Ed Christophersen, PhD, autor de Parenting That Works: Building Skills That Last a Lifetime (Magination Press, 2003), señala que, aunque la decisión de quién debe saber sobre la Incontinencia urinaria en niños grandes del niño es una cuestión importante, lo que el niño conoce y entiende sobre la Incontinencia urinaria en niños grandes es igualmente importante. Setenta y siete por ciento de los niños que mojan la cama tienen padres que también lo hacían. "Esto puede ser una fuente de consuelo para el niño", agrega.

También señala las numerosas oportunidades para respaldar la autoestima de niños que enfrentan desafíos que apenas pueden controlar. "No hay límite en la cantidad de formas para fortalecer la autoestima de un niño", afirma.

 

Según la necesidad de conocimiento

 

No cabe duda de que hay unas cuantas personas que tendrán que conocer el problema de tu hijo. Moylan sugiere, no obstante, contarles solamente a aquellas personas que se verán afectadas por la Incontinencia urinaria en niños grandes. Christophersen está de acuerdo. "Normalmente, sugerimos que esto se haga según la 'necesidad de conocimiento'", dice. "Probablemente es como muchas otras cosas; no hay necesidad de hablarlo con los demás".

 

Entre quienes tienen la "necesidad de conocimiento" se pueden incluir el médico de tu hijo (para controlar los problemas de salud), los miembros de la familia, los adultos responsables en caso de que se quede en otra casa y los hermanos de "edad suficiente para apoyarlo".

 

Patrick C. Friman, PhD, director de pediatría conductual para pacientes ambulatorios y servicios familiares de Father Flanagan's Girls and Boys Town en Boys Town, NE, considera que el asunto de quién debe saber tiene dos etapas. "Es mejor que poca gente sepa mientras la enuresis persiste", señala Friman, quien ha escrito una serie de artículos académicos sobre la enuresis. "Cuando se supera, es mejor que sepan más personas. En otras palabras, tiene más sentido normalizar bien el problema después de que se haya superado que antes de hacerlo".

 

Protección de la privacidad

 

Moylan recalca la importancia de la privacidad para evitar las burlas de sus compañeros. Sin embargo, si la información sale a la luz, Moylan afirma que los padres deben intervenir y defender al niño. Estas ocasiones pueden ser una oportunidad para que ambas partes aprendan.

El Dr. Steven G. Docimo, jefe del Departmento de Urología del Children's Hospital of Pittsburgh, cree en la adopción de un enfoque individualizado, ya que la versión que cada niño tiene de la privacidad puede variar. "Algunos niños serán felices de que un consejero en un campamento, un profesor u otras personas sean conscientes del problema, de modo que puedan hacerse arreglos para permitir actividades durante la noche", dice. Otros menores, cree, preferirán evitar las actividades para mantener su privacidad, y eso se debe respetar.

 

La familia de una niña de 8 años dejó que ella decidiera con quién compartir la información. Su niñera no lo sabe, pero sus abuelos sí. También optó por contarle a su mejor amiga en la escuela, pero hizo que jurara guardar el secreto.

 

No importa a quiénes les cuenten, lo más importante es mantener intacta la autoestima de tu hijo. Amarlo y estar ahí para él a medida que ambos pasan por esta etapa del desarrollo, es la mejor manera de hacerlo.

 

Información tomada de: https://www.goodnites.com/es-us/

¿A los 5 años mi hijo es muy grande para mojar la cama?

Rutinas / Consejos

Soluciones sencillas para accidentes nocturnos ocasionales

Consejos / Entendiendo el problema

Calzoncitos nocturnos desechables para una tranquila noche de sueño

CONÓCELOS

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas. 
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar
x