Rutinas

Rutinas divertidas para acostarse

Rutinas 

Tengo que admitir que con seis hijos en la casa, la hora de acostarse tiende a ser un poco salvaje. Aún así, trato de pasar tiempo con cada uno de ellos antes de arroparlos, ya que sé que son las rutinas y los momentos especiales en la noche los que atesoraremos para siempre.

 

Comienzo con el ritual para dormir mucho antes de la hora que quiero que mis hijos se vayan a dormir. Intento darles tiempo suficiente para que tomen un refrigerio, se bañen, se cepillen los dientes y se pongan el pijama. Comenzamos después de la cena, tratando de mantener las cosas en calma. Cuando los niños empiezan a correr alrededor de la casa, como monos, los tranquilizo con algún video para que miren, un juego de mesa o un libro para que lean. A mis hijos más pequeños les gusta acurrucarse conmigo en el sofá mientras leemos sus libros favoritos una y otra vez.

 

Luego viene la hora del baño. Mi marido se ha hecho cargo recientemente de esta tarea, lo cual es maravilloso, no solo porque me da un respiro, sino porque le permite tener un momento especial para crear un vínculo con los más pequeños. Esta es otra oportunidad para que los niños puedan descansar y relajarse antes de ir a la cama. (vamos a olvidarnos de las veces que su papá los pone nerviosos hasta que comienzan a salpicar agua y actuar como locos).

 

Son las rutinas y los momentos especiales por la noche los que atesoraremos para siempre.

Luego viene la hora de la “pijama”. Recuerdo haber usado ropa interior GoodNites® para la noche Calzoncitos nocturnos GoodNites® con mi hijo para ayudarlo a controlar su Incontinencia urinaria en niños grandes (también conocida como enuresis nocturna) cuando era más pequeño. Siempre guardábamos un paquete de ropa interior desechable para niños Calzoncitos nocturnos GoodNites® en su armario para que se acordara de ponérselos antes del pijama. Eran perfectos para absorber la humedad, así que se despertaba seco y no se sentía avergonzado. Y ayudó a eliminar los cambios de sábanas por la noche.

 

Por último, cada uno de mis hijos tiene su propio ritual antes de meterse en la cama. Clay siempre tiene que darme un beso en la mejilla y uno en mi ojo derecho. No tengo ni idea por qué, pero lo debe hacer cada noche antes de irse a dormir. Brooklyn se agarra de mi brazo hasta que se queda dormida. A Lexi le gustan las cosquillas, y se retuerce y se ríe durante unos minutos antes de acomodarse para dormir. Jackson no lo admitirá, pero él solo quiere un gran abrazo antes de terminar la noche. Y, por último, Austin y Savannah me dan un beso rápido antes de dormir.

 

Información tomada de: https://www.goodnites.com/es-us/

¿A los 5 años mi hijo es muy grande para mojar la cama?

Rutinas / Consejos

Soluciones sencillas para accidentes nocturnos ocasionales

Consejos / Entendiendo el problema

Calzoncitos nocturnos desechables para una tranquila noche de sueño

CONÓCELOS

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas. 
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar
x